Cumbre

Han sido siempre muy afamadas en la Isla; se producen en altitudes superiores a los 1.200 metros, lo que se corresponde casi en su totalidad con el Parque Nacional de Las Cañadas del Teide y sus áreas limítrofes.

La mayoría están basadas en floraciones endémicas de esta zona de Tenerife, como la Retama del Teide, la Malpica, el Rosalillo de Cumbre, el Tajinaste rojo, el Tajinaste picante, etc.

Además de mieles multiflorales producidas por combinaciones de estas especies, destaca la miel de Retama del Teide y otras que, aunque menos abundantes, presentan un gran interés, como las procedentes de las floraciones de Chajora o Malpica, que son de color claro y cristalizan rápidamente, adquiriendo una consistencia cremosa y una tonalidad nacarada suave.