Miel de Tenerife

El 13 de enero de 2014, la Comisión Europea aprobó la inscripción de la Miel de Tenerife en el correspondiente registro europeo. Desde ese día cuenta formalmente con la Denominación de Origen Protegida (DOP) en todo el territorio comunitario europeo.

No obstante, el 10 de abril de 2012 se había aprobado la protección nacional transitoria y las mieles producidas en Tenerife ya se comercializaban bajo esta certificación y se les agregaba la imagen de la DOP Miel de Tenerife. 

La DOP Miel de Tenerife es la lógica evolución de la marca de garantía con la que contaban desde hace más de 15 años las mieles tinerfeñas, que por tanto acumulan una dilatada experiencia en la certificación de su calidad. 

La DOP Miel de Tenerife avala la frescura de las mieles tinerfeñas y su diversidad y especificidad, manifestada en mieles multiflorales y trece variedades de mieles monoflorales, que la han hecho tan popular.

El logotipo de la DOP Miel de Tenerife asegura a los consumidores la frescura, la calidad y la tipificidad de las mieles que lo portan al haber superado estrictos requisitos en las fases de producción y exhaustivos controles de calidad fisicoquímicos, polínicos y sensoriales.

La Casa de la Miel colabora con la Asociación de Apicultores de Tenerife (Apiten), órgano de gestión de la DOP Miel de Tenerife, en las labores de gestión y de autocontrol necesarios para el funcionamiento de esta DOP.